domingo, agosto 31, 2014

Jennifer Lawrence nude photos

Siempre que se "escapan" fotografías de celebridades desnudas se convierte en un asunto del huevo o la gallina. ¿Es culpa de quien toma las fotos o quien las comparte? No habría nada que compartir si no se hubieran tomado desde un inicio, pero también, sobre todo en este día y era, cualquier captura digital está propensa a subirse a la nube y compartirse. En la generación Instagram es casi ingenuo no estar consciente de ello.

Es probable que sí consista en una invasión de la privacidad, pero eso ya atiende mas a cuestiones morales, legales o filosóficas. La tecnología para capturar imágenes no está sujeta a ninguna obligación. Es la misma generación Instagram quien nos ha acostumbrado a compartir todo. Nuestros paseos por el muelle, el lonche del medio día, clips de la tortuga. ¿Por qué un desnudo haría la diferencia? ¿Es nomas por el pudor social? ¿Las costumbres morales y culturales del tiempo?

Cuando se "gotean" los videos de decapitaciones en medio oriente o del narco mexicano, la opinión pública inmediatamente se parte por el centro como Moisés. Unos dicen que es inmoral compartir el contenido, cuando otros insisten que censurarse es perpetuar la injusticia. El mundo debe conocer lo bueno así como lo malo. ¿En qué momento un cuerpo desnudo entonces, debe o no pasar por la misma suerte?

Entiendo como puede ser una situación desagradable, sobre todo para los involucrados. No me imagino como reaccionaria yo si por alguna razón se filtraran todos mis Skypes sexuales que he tenido a lo largo de mi vida (aparte de sentir lástima por sus miserables ojos, claro) pero en un mundo morboso y sobre-sexualizado, es difícil no comprender por qué se vuelven virales estas cosas.

Seguimos siendo changos hasta cierta extensión. Changos que, en porcentajes, vivimos mas privados de la sexualidad (y la violencia, en todo caso) que si existiéramos en el natural salvaje. Usamos ropa para cubrir nuestra genitalia lo que indudablemente genera curiosidad por el conocido/desconocido. Incluso hablando de violencia, sacando cuentas, es mas la gente que no utiliza armas ni ha tenido que matar a otro humano para sobrevivir. Supongo a eso se le llama la civilidad y los remanentes del Renacimiento.

Jennifer Lawrence es una mujer muy bella, sin duda. Una de las brillantes celebridades a quienes, en nuestros tiempos, se les considera poquito menos que deidades. Las estrellas de cine son los nuevos Olímpicos. ¿No creen que los griegos fantaseaban con sus Ateneas, Artemisias y Perséfones? Probablemente sí, no es gratis que todas sus fabulas y narraciones usualmente están plagadas de sexo, engaños y aventuras.

No puedo determinar si está bien o mal. Si es correcto e incorrecto. No puedo negar que he permanecido como idiota mirando esas fotos porque, ¡Santo Cielo!, J. Law es una persona fascinante. Pero no es la primera vez que sucede, si hubiera una lección que aprenderse, ya se hubiera aprendido, ¿No creen? O simplemente tal vez, la dura lección es aceptar que la privacidad ya no es algo tan privado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario