domingo, noviembre 16, 2008

EL ACTO DE JETEARSE EN EL CINEPLEX

¿Quien no se ha dormido en el cine? Seguramente habrá los que no, pero habemos los bastantes que si. Y somos esos bastantes los lucky ones. Ya sabrán por qué. De entrada no es como que llegan muchas buenas movies a las salas comerciales. La mayoría son del vecino norteño y de vez en mil nos llega una local y/o una transoceánica.

La experiencia de ir a lo que me gusta llamar el gran show de la observación es nomás por la diversión de hacerlo. Con los cuates. La pareja. La familia. Solo. Las palomitas. La soda. El hotdog. Hasta arriba. En medio. Cuando llegas tarde, hasta abajo. Los trailers de los próximos estrenos. La presentación estelar. El viaje, pues.

Y como cualquier otro viaje, a veces, las muchas o las pocas, tiene sus picos de aburrimiento. ¿Que hago aquí? ¿Por que estoy viendo esto? ¿Cual es el pedo con esta movie?

Nos dopamos natural y quedamos dormidos. Zzz zzz zzz…

Luego unos balazos. Una explosión. Las carcajadas del respetable. El sonido de la sierra eléctrica. El grito de terror. Regresamos después del corte comercial. La acción. El clímax. Any other funny shit se desenvuelve ante los oclayos. ¿Que? ¿Como paso eso? ¿Quien es ese gorila? Y mi recomendación es ¿Que importa? Disfruta el momento. Enjoy the ride. No te resistas al tobogán de desconcierto y emoción. Seguramente nos quedamos dormidos por que la peli se estaba tornando aburrida. Mucho dialogo. Hablan en francés. Tarda cuarenta minutos en aparecer el mounstro.

Repito que el espectáculo del cine es por la diversión. Dormirse en la basura y despertar en lo caliente es la manera.

Lo que se torna fascinante es no saber como llegamos hasta acá ¿Como llegamos hasta acá? No lo se. Haces valer la inversión del ticket. Una micro-siesta y una fiesta para saciar la principal razón por la que fuimos a ese salón oscuro desde el inicio. Pasar un buen rato. Y el acto de jetearse en el cineplex queda descartado como algo que afecte la experiencia sino todo lo contrario. Apoya la causa y seguramente motiva para ♫ volver, volver, volver… ♫

No hay comentarios.:

Publicar un comentario