martes, noviembre 20, 2007

@ Teatro del IMSS, Tijuana (17/11/07)
En algún punto de esa noche creí conocer al aburrimiento. Desde las nueve y feria de la mañana estábamos, Arim y yo, sentados en las incomodas butacas que en general, tienen capacidad de almacenar mas o menos a un centenar de personas, atendiendo a las conferencias programadas para el transcurso del día. Nos dieron pizza y sodas en el primer break. En el segundo ya teníamos ganas de salir de ahí a empujones. Al rato llegaron Wicho y Abraham. Un bit de desestrés. Como a las 8 de la noche, casi las 12 horas después, inicio el necesitado showcase.

Cuando nos proyectan el primer cortometraje, a los 3 segundos me acordé. Una semana antes, los tres personajes que cite en el párrafo anterior y yo, iniciamos la odisea que hoy por fin encontraría su clímax, a pesar de que creíamos, según lo demostraban la longitud de variadas conversaciones, que ya era cosa del pasado.

Flashback. 9 de noviembre. En el Mofo Bar, discutiendo el guión que hace un par de horas nos acaba de entregar la comisión oficial del 2do festival anual “Recortos 48” que, al estilo del que sale en TNT (canal de cable), inscribe a equipos integrados desde dos a seis integrantes, con el único fin de que graben un cortometraje, de una duración máxima de 5 minutos, en el lapso de 48 horas. Tratamos de concretar varias ideas. Lo platicamos sobre un plato de birria. El sábado lo dedicamos a poner en imágenes las letras. Un poco despegados del plan. Desde las 5 y 10 hasta Playas. Luego de descansar un rato, directo al downtown. Cosa de dejar el auto en un parking lot de toda la noche, para iniciar la avanzada a pata. Por toda la Revolución. Un par de escenas en La Cantina de Manolo y el Dandy del Sur. El gentlemen’s club Amnesia nos da quebrada de grabar adentro. Lo pensamos pero estamos muy cansados, casi medio día de pie y en friega. No thanks. Nos retan (a Arim y a mi) a subirnos al Leyva’s y facilitar unas tomas debajo de la bola disco. Nos tuercen. Nos sacan de ahí. Al menos algo del pietaje fue rescatable. Nos damos por vencidos y cada quien a su casa.

Es domingo. Allá vamos a Playas again, donde se encuentra nuestra estación de trabajo. Hacemos una parada en el Oxxo por chucherias. Al salir vemos el carrito de Red Bull, quien ha sido el patrocinador oficial de Recortos 48. Necesitamos las ansias de la taurina. La linda pelirroja, que se porta a todo dar, y con darle la mínima explicación de que estamos grabando una película, nos regala seis latas de bebidas energetizantes. Solo me quedo con las ganas de que la chava terminara el viaje con nosotros. El proceso de posproducción lo tengo algo borroso. Después de comer un homemade guisado de calamar y pulpo, el efecto del torito rojo patea. Le doy como veinte vueltas a la casa. No me puedo sostener. Me cuesta quedarme quieto. Se me junta el estrés del acercamiento al deadline. A las 10 de la noche se cierra la recepción de cortos. En el reloj tenemos las 9 con 20. Nos lanzamos a toda maquina hasta el, mentalmente lejano, Teatro del IMSS. Apenitas a las nueve cincuenta y tantos. Entregamos el miniDV. Nos anotan el la lista. Solo tres equipos han hecho la entrega antes de nosotros. Todos esos mal trips para nada. Bueno… para una nueva experiencia (ni yo me la creo)

Fastfoward. 17 de Noviembre. El festival ha terminado. Los cortos, por ser bondadoso, en su contexto funcionan. “Para haberlos hecho en cuarenta y ocho horas, están bien” A ver si justificándolos a ellos, me puedo colar ahí en medio. Las premiaciones empiezan. Nos dan un reconocimiento por haber participado. Por primera vez en mi vida de presentar proyectos no me encuentro nervioso. Quizás por que ya teníamos casi una semana aclarando las propiedades del cortometraje que entregamos. Llegan al top tres. Al tercer lugar no lo conozco, pero ya había visto el corto en YouTube. Al segundo tampoco. Un batillo súper drunk pide que de premio lo lleven a su casa. El primer premio se lo lleva quien quizás lo merece más que todos. El nuevo master del terror under tijuanense, Abraham Sánchez, quien lleva en su catalogo, entre otros cortos, “Excéntricos Freaks” el trabajo con el que participo en el Recortos del año pasado y “Podofagus” el ganador del segundo lugar en Corto Creativo 2006 y seleccionado oficial para el XV Festival Chileno Internacional del Cortometraje.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario